El invitado

3 de diciembre 2014

"La alimentación puede tener un papel muy importante en el tratamiento del autismo"

Andreina White, nutricionista especializada en el trastorno del espectro autista

AndreinaWhite1

Nos encontramos en el Espai Boisà con la nutricionista Andreina White, especializada en el tratamiento biomédico para trastornos en el desarrollo. Sus bases se forjaron al lado de la doctora Maria Jesús Clavera Ortiz después de llegar a Barcelona para ampliar sus estudios en inmunología avanzada y en nutrición y metabolismo. Hace dos años y medio que vive otra vez en su país de origen, Venezuela, aunque viene a menudo a Barcelona para tratar a pacientes con autismo y para ofrecer conferencias sobre este tema. La mayoría de profesionales consideran el autismo como un trastorno multifactorial que despierta múltiples interrogantes. Ahora bien, hay varios estudios que apuntan hacia una posible conexión entre el cerebro y el aparato digestivo. Hablamos con Andreina White de todo eso, para que nos cuente, desde su experiencia, qué importancia pueden tener los aspectos nutricionales y digestivos en el tratamiento de estos casos.

Partes de la premisa que el autismo es una consecuencia neurológica causada por una intoxicación, ¿qué significa eso?

Los niños que sufren algún tipo de trastorno en el desarrollo (TD) tienen ciertas vulnerabilidades genéticas que hace que tengan un intestino sensible y eso hace que fácilmente se inflame y se haga permeable. Estos problemas intestinales provocan entre otras cosas: alteración del sistema inmunológico, deficiencias nutricionales importantes, desequilibrio en la flora bacteriana, etc. Otra vulnerabilidad genética de estos niños afecta a la capacidad para desintoxicarse y encontramos un aumento de toxinas que llegan a nivel neuronal. Por lo tanto, estos niños son mucho más sensibles a los tóxicos modernos.

AndreinaWhite2

¿Podemos decir que siguen un patrón similar?

En casi todos los casos se detecta intolerancia a los lácteos y al gluten y, en un 99% de los casos, se detectan problemas intestinales como inflamación, gastritis, flora bacteriana disbiótica, etc. La candidiasis en niños con esta patología, por ejemplo, provoca unos síntomas parecidos a los del alcohol y en ciertos momentos eso hace que puedan parecer perdidos, se pongan a llorar o a reír de repente o tengan una actitud extraña. Es muy importante que se entienda, sin embargo, que estos niños no tienen un problema psicológico, sino biológico.

¿En qué se basa el tratamiento biomédico?

En la medida de lo posible, el tratamiento biomédico consiste en “trasladar” el niño a un entorno alimentario y ambiental similar al de nuestros bisabuelos o tatarabuelos. Como no puede desintoxicar bien, lo primero que hay que hacer es no cargarlo de toxinas. Eso implica una dieta muy estricta a base de productos 100% ecológicos y naturales. Se trata de eliminar los colorantes y conservantes, los azúcares, las grasas trans, los alimentos procesados y refinados, los fertilizantes y pesticidas y descartar el uso de microondas y plásticos. Debemos intentar acercarnos a la dieta de los cavernícolas y seguir el sentido común. Una dieta ecológica a base de fruta, verdura, proteínas animales (de forma controlada), etc. La alimentación puede tener un papel muy importante en el tratamiento del autismo porque gracias a este tipo de dieta logramos reparar el trato digestivo y la flora bacteriana, desintoxicar el cuerpo, disminuir el estado inflamatorio del niño y reanudar la actividad normal del cerebro.

AndreinaWhite4

¿Hay alimentos que directamente no sientan bien?

Todos los alimentos que contienen gluten: el trigo, el centeno, la cebada, la espelta, el kamut y la avena; pero también otros cereales como el maíz, el arroz, el mijo o el teff. Por eso no les podemos dar algunos alimentos etiquetados “sin gluten” pero que contienen otros cereales. También les hacen daño los lácteos, los azúcares, la soja, los pescados grandes que puedan estar contaminados de mercurio y todos los alimentos procesados. En cambio, alimentos como la castaña, el aguacate, el coco, ciertas frutas o el calabacín, que contienen grasas, les suelen ser muy beneficiosos. El agua de mar también juega un importante papel en el tratamiento de estos casos, dado que ayuda a curar el intestino, es un multimineral y regula el pH sanguíneo.

¿Cómo les afectan las deficiencias nutricionales?

El hecho de tener falta de flora intestinal y un intestino permeable hace que tengan deficiencia en la síntesis y en la absorción de nutrientes y minerales como la vitamina B12, la biotina, la vitamina K, algunos aminoácidos, así como el magnesio, el cinc o el omega-3. Y esta falta de nutrientes provoca que las funciones normales del cuerpo, pero especialmente del cerebro, no se puedan desarrollar de forma correcta. Para compensarlo les podemos dar suplementos pero de forma muy controlada y específica para cada caso.

AndreinaWhite3

¿La dieta funciona igual en todos los pacientes?

Muchos niños no tienen bastante con las pautas básicas de una dieta saludable y natural, porque hay alimentos que, a ellos, de manera particular, no les sientan bien. En estos casos necesitan patrones específicos y hay que diseñar una dieta para cada niño. Para llevar a cabo el tratamiento biomédico se hacen diversas pruebas: genéticas, de intolerancia, de metales pesados, se analiza la orina, la materia fecal… No hay dos niños iguales y, por lo tanto, el tratamiento tampoco lo puede ser.

¿Para que sea efectivo, este tratamiento debe ir de la mano con otras terapias, verdad?

Evidentemente, la parte psicológica es importante y se debe trabajar muy bien. Un niño autista no saldrá adelante solo teniendo en cuenta la dieta, pero tampoco solo con terapias. Lo óptimo es trabajar ambas vías.

AndreinaWhite5

¿Más allá de la alimentación, hay otros factores que les puedan afectar de forma directa?

¡Claro! A parte de la alimentación hay que tener en cuenta los tóxicos ambientales (ondas electromagnéticas, contaminación ambiental…), el estrés psicológico y las infecciones. Estos niños son propensos a tener una flora bacteriana disbiótica que les puede provocar candidiasis, Helicobacter pylori, Clostridium… Para que se entienda: si tienes un ratón en una caja y le introduces conservantes y otros tóxicos, en cantidades no estrambóticas, seguramente no le pasará nada. Sin embargo, nadie ha hecho la prueba de tener un ratón expuesto a tanta contaminación como a la que estamos expuestos hoy día.

¿Qué mejoras se pueden ver en los niños que siguen este tipo de terapia?

Desde mi experiencia, constato que un niño puede empezar a mejorar al cabo de pocas semanas de haber iniciado el tratamiento y estas mejoras van creciendo progresivamente. Para ver los máximos resultados se pueden tardar hasta tres años. Ahora bien, para avanzar hay que seguir el tratamiento meticulosamente. Las mejoras se pueden percibir sobre todo en su conducta y en el hecho de que puede disminuir el grado del trastorno. Si se siguen todos estos parámetros y no hay cambios de conducta hay que ver qué falla. Por eso hay que saber si hay alimentos que no deberían sentarle mal pero a los que desarrolla una intolerancia particular y le afectan la conducta.

AndreinaWhite6

¿Hay evidencias que los tóxicos a los que estamos expuestos puedan afectar al feto desde el embarazo?

Creemos que en cierta medida el autismo se puede prevenir porque hay varios factores que pueden condicionar al niño desde el momento de la gestación: una madre de edad avanzada, con estrés o candidiasis intestinal durante el embarazo, antecedentes de enfermedades autoinmunes en la familia, antecedentes de abortos previos, cesáreas… Durante los meses previos a la gestación la madre debe cuidarse mucho, pero también el padre. Es importante no tomar pastillas anticonceptivas durante mucho tiempo, tomar probióticos y plantas medicinales para ayudar a depurar el cuerpo y, por supuesto, tener una alimentación natural y saludable.

¿Y durante el período de lactancia?

Es un período crucial y la madre debe seguir una alimentación saludable y equilibrada. Los primeros meses de vida son muy importantes en el desarrollo del bebé y hay que vigilar la introducción alimentaria. Hay que evitar los alimentos procesados, chuches… Cuando se detecta el autismo, el niño ya tiene uno o dos años y no se puede atribuir a una causa única. Pese a la vulnerabilidad genética a tener este trastorno, un bebé no nace autista sino que el entorno hace que el trastorno se le desarrolle.

AndreinaWhite7

El tratamiento en cifras, estudio de una muestra en Catalunya

La doctora y psicóloga Anna Vallès Runge –en colaboración con la Generalitat de Catalunya– en el año 2007 hizo un estudio con el objetivo de evaluar la eficacia de un tratamiento biológico y dietético para atenuar los síntomas autistas. Este estudio llegó a la conclusión de que los síntomas autistas podían mejorar con tratamientos de desintoxicación del organismo, tratando el intestino y corrigiendo mediante la dieta y suplementos dietéticos los errores metabólicos y las funciones digestivas. De las conclusiones también se extraía la conveniencia de profundizar más en las posibilidades de estas terapias a la hora de tratar el autismo.

Todos los pacientes que finalizaron el estudio obtuvieron puntuaciones más bajas en el test CARS* y, por lo tanto, registraron una disminución de los síntomas autistas. Los resultados fueron los siguientes:
– 8 casos disminuyeron más de un 20%
– 2 casos disminuyeron entre un 10 y 20%
– 3 casos disminuyeron entre un 0 y un 10%
El paciente que más mejoró pasó de la categoría ‘gravemente autista’ al límite inferior de la categoría ‘ligeramente autista’.

Podéis leer el estudio completo en el siguiente enlace.

*El test CARS permite identificar los niños con autismo y valorar su gravedad.

Para más información:

Impaired Carbohydrate Digestion and Transport and Mucosal Dysbiosis in the Intestines of Children with Autism and Gastrointestinal Disturbances

Nutritional and metabolic status of children with autism vs. neurotypical children, and the association with autism severity

Irina Tasias

Irina Tasias

itasias@soycomocomo.es

Comentarios
PUBLICIDAD

Ver todos los artículos

volver  —  arriba