El invitado

13 de marzo 2016

¿Sabes que la contaminación ambiental reduce los niveles de vitamina C y E?

Cristina Bellido, naturópata y psiconeuroimmunóloga clínica

Cristina Bellido, naturópata (CENAC) y psiconeuroinmunóloga clínica (PNIE), hace más de veinte años que visita a decenas de pacientes que buscan tratarse desde la medicina suplementaria, natural y holística. Cristina no ha necesitado nunca hacerse difusión por las redes y los pacientes la han conocido por el boca a oreja. A partir de este mes de abril (2016) pasa visita en La Consulta de Soycomocomo.

Cristina7

Eres naturópata, y años más tarde has decidido estudiar PNIE con Xevi Verdaguer. ¿Qué tiene la PNIE que hace que tanta gente la estudie?

La PNIE ofrece el concepto de integración de todos los sistemas; es la medicina natural o naturopatía de siempre pero basada en estudios y evidencia científica, incidiendo y profundizando en la bioquímica del organismo.

O sea que aquella visión holística de la naturopatía es lo que da la PNIE?

Sí, es una ciencia multidisciplinaria que estudia la comunicación entre psique, el sistema nervioso, el sistema inmune, el sistema endocrino y el lenguaje común de estos sistemas.

Cristina2

Vaya, es eso de que por un dolor de rodilla no solo debemos mirar la rodilla.

Exacto, las investigaciones más recientes dan evidencias incuestionables de la interacción mente-cuerpo-cerebro, a nivel molecular, celular y del organismo, que pueden impactar sobre la salud y la calidad de los individuos. Por ejemplo, el estrés prolongado en el tiempo, en algunos casos, puede disminuir la capacidad de respuesta inmune; o, en otras personas, provocar reacciones alérgicas, etc.; o aumentar la respuesta inflamatoria.

Y en este caso, el tratamiento tampoco pasa por la farmacología, ¿verdad?

La PNIE incide en la capacidad autocurativa y reguladora del organismo; así que recomiendan terapias reguladoras, como la ortomolecular, la fitoterapia, homoterapias, microecología… Y también la nutrición (individualizando las pautas de alimentación y utilizando alimentos como fuente terapéutica), pautas de hábitos saludables (yoga, meditación, ejercicio..). Pero como ciencia integradora puede incluir la medicina alopática en momentos determinados.

Cristina3

De hecho, eres experta en ortomolecular; o sea que a menudo das suplementos para reforzar. ¿Qué te aporta tratar a los pacientes con suplementación?

La suplementación rehabilita y previene las alteraciones bioquímicas que aparecen en el organismo. La primera intervención, sin embargo, es recomendar una nutrición óptima e individualizada según las características de la persona. Ahora bien, la dieta actual es deficiente en las sustancias más básicas y esenciales que necesita nuestra fisiología. Además, los alimentos procesados llevan sustancias tóxicas que van en detrimento de los micronutrientes y que, por lo tanto, provocan un déficit nutricional.

La disminución de micronutrientes puede ser debida a la contaminación del suelo, la contaminación por pesticidas o plaguicidas, la polución o el exceso de refinamiento de los alimentos. Por ejemplo, ¿sabéis que la gasolina, el óxido de carbono y los metales pesados disminuyen la vitamina C? ¡O sea el humo de los tubos de escape de los coches!

Estos son algunos ejemplos, pero la lista puede ser muy larga. Resumiendo, el déficit dependerá de los alimentos, del cultivo, del almacenamiento, de su tratamiento, de la preparación o de la técnica de cocción. Pero también del hecho de si estamos enfermos; de si el intestino, el páncreas y el estómago están bien; de si masticamos rápido; de si tenemos alergias alimentarias; de si estamos estresados, etc. Por otro lado, hay que tener presente todas las etapas de la vida (adolescencia, embarazo, deportistas…) y las necesidades extras de cada una.

Cristina4

También has estudiado microecología intestinal. Háblanos un poco de ella.

Es un tema apasionante y muy extenso. Cuando hablamos de estreñimiento, alergias, infecciones de repetición o, incluso, de problemas hormonales, se pueden analizar las heces. Los problemas digestivos y los inmunitarios tienen a menudo un origen en la microbiota. Por eso, mantener bien la microbiota es decisivo para la mayoría de enfermedades: psoriasis, lupus, asma, bronquitis de repetición, fibromialgias, candidiasis, problemas digestivos…

Los probióticos no siempre son una buena solución, ¿verdad?

Puedes empeorar mucho el cuadro de un paciente: hacer un sobrecrecimiento bacteriano. Hay que saber el estado del intestino y, primero de todo, mejorar la mucosa intestinal con zinc, L-glutamina… Depende.

Cristina5

¿El tema de las intolerancias alimentarias tiene, pues, que ver con la microbiota, también?

En las intolerancias nos encontramos otra vez con el concepto de permeabilidad intestinal. Un intestino sano tiene una mucosa y un sistema de defensa estable. Las infecciones, el estrés, medicamentos como antibióticos, una flora intestinal alterada destruyen este sistema de defensa y la permeabilidad aumenta. Pero también hay que tener en cuenta que un intestino afectado hace que se active el núcleo accumbens (un área del cerebro), la amígdala, el lóbulo frontal y el lóbulo parietal derecho. Eso quiere decir que, en general, nos fijaremos más en los aspectos negativos de las cosas; tendremos una actitud más negativa. La primera actuación consistirá en eliminar los antígenos de la dieta, alergógenos, sustancias tóxicas, parásitos y hongos, si hay.

Cristina6

Eres una especialista en permeabilidad intestinal, pues. Entonces ¿qué patologías tratas más a menudo en tu consulta?

Dispepsias en general, problemas hormonales, de cándidas, dolor, etc. Pero sobre todo disfunciones digestivas. También soy especialista en temas de inmunidad porque aplico la microinmunoterapia para tratar temas como alergias y cualquier enfermedad autoinmune.

Cristina Bellido visita los lunes y miércoles en nuestra consulta nutricional. Aquí encontrarás más información.

Cristina1
Núria Coll

Núria Coll
Directora de soycomocomo.es
ncoll@soycomocomo.es

Comentarios
PUBLICIDAD

Ver todos los artículos

volver  —  arriba