El invitado

21 de septiembre 2016

“Me alimento bien, hago deporte y soy madre. No soy ninguna supermujer, pero tengo claras las prioridades”

Elena Vidal, coach y nutricionista ortomolecular naturopática

Elena Vidal es nutricionista ortomolecular naturopática y coach y ayuda a sus alumnos y pacientes desde su consulta privada en Tarragona y a través de talleres de cocina. Esta apasionada de la alimentación ficha por Soycomocomo con dos proyectos: con ella empezamos a organizar talleres de cocina en Lérida y Valls, y este mes de octubre liderará el primer programa que Soycomocomo dedica a la alimentación y el deporte. Hará tándem con Jordi Pàmies, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, profesor en el INS Pallaresos de Tarragona y entrenador personal de corredores de montaña y ultra-trail.

elena-vidal

Chicos, organizamos juntos el primer programa de alimentación y deporte. Es un programa largo, de diez semanas. ¿Por qué?

Elena: El objetivo del programa por lo que respecta a la alimentación no es seguir una pauta que yo daré y propondré como si se tratase de una dieta o de un régimen estricto. Nada de eso. Es un paso más allá. Se trata de conseguir un cambio de estilo de vida para lograr un bienestar general mejor. Y eso no es fácil, porque debemos aprender muchas cosas: saber comprar productos frescos y de temporada, más económicos, sostenibles y ricos en nutrientes, debemos aprender a conservarlos una vez los tenemos en casa, cocinarlos adecuadamente, incorporar otros nuevos, combinarlos como es debido, saber cuándo y de qué manera nos los debemos comer… Muchas cosas que hay que aprender poco a poco, de forma intuitiva, práctica y sencilla. Por lo tanto, este cambio de hábitos requiere entusiasmo, tiempo y paciencia.

El programa se cerrará corriendo una carrera colectiva de cinco o diez kilómetros con todos los alumnos.

Durante el cambio, la persona pasa por diferentes etapas: momentos de euforia, momentos en los que se hace atrás, momentos en los que vive la situación con más tranquilidad, momentos de rabia, de impotencia, de miedo y finalmente momentos de alegría y de gran satisfacción para haber logrado integrar el cambio en su día a día. Durante este largo camino que cada uno debe recorrer a su ritmo, resulta esencial sentirse acompañado y saber que hay alguien que te comprende y te da ánimos y apoyo cuando lo necesitas. mi experiencia en el coaching me dice que, si el curso tiene una duración de cuatro semanas, probablemente la persona no habrá pasado por las diferentes etapas y, por lo tanto, no habrá integrado el cambio satisfactoriamente.

Jordi: Desde el punto de vista deportivo, en el organismo se llevan a cabo una serie de adaptaciones desde el primer momento que empezamos a hacer actividad física, ya que sometemos el cuerpo a un cierto “estrés” durante el esfuerzo. El cuerpo tiende a equilibrar unos factores que se modifican a partir de la demanda energética del esfuerzo: aumento del ritmo cardíaco, respiratorio, activación del sistema circulatorio para transportar la energía, etc. Una vez finalizada la actividad, nos sentimos cansados, pero por dentro de nada se para, y en la recuperación se dan procesos de mejora y restablecimiento de los almacenes de energía que hemos gastado. Es decir: el rendimiento aumenta. Si no mantenemos la actividad, el organismo tenderá a disminuir otra vez la forma física.

¿Y a quién nos dirigimos, Elena y Jordi? ¿Quién se debería apuntar a este curso?

Elena: Está pensado, organizado y diseñado para dar respuesta a personas como Jordi, como tú, Núria, o como yo: padres y madres de familia que hacemos ingeniería superior día a día para poder compaginar trabajo, familia, actividades extraescolares de los niños, compra semanal, preparación de las comidas, y, si nos queda tiempo, intentar añadir un momento de paz, tranquilidad y silencio. Padres y madres que ahora están dispuestos asumir un reto más: mejorar la alimentación y añadir la actividad física a sus vidas. Estamos convencidos de que les aportará grandes beneficios, no solo de salud, si no de bienestar general: emocional y físico. Yo soy madre, como bien sabes, Núria, y me alimento bien, trabajo y hago deporte, y no soy ninguna supermujer. Pero debemos saber priorizar.

jordi-pamies-e1474382367410

Hemos decidido hacer un programa que priorice también el deporte, porque, si seguimos una alimentación saludable pero no nos levantamos del sofá o la silla, no estamos haciendo nada o prácticamente nada. ¿Podéis explicar brevemente los riesgos que tiene una vida sedentaria?

Elena: Primero de todo debemos saber y entender que el cuerpo está diseñado para el movimiento y no para estar sentado tantas horas como se hace hoy, ya que eso comporta ciertos peligros como un riesgo más elevado de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Debemos saber que en Catalunya las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad en el conjunto de la población. La falta de actividad no solo afecta a los músculos, que pierden forma y fuerza, sino que también afecta a los huesos, que se vuelven más frágiles y débiles. Además, si no hacemos deporte, tenemos más riesgo de tener problemas de azúcar, hipertensión o exceso de peso. Un cuerpo inactivo se vuelve más débil y, por lo tanto, puede ser más propenso a desarrollar células cancerígenas. En resumen, el sedentarismo aumenta el riesgo de tener diversas enfermedades y, además, la inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad más importante a todo el mundo.

Debemos hacer el esfuerzo de afrontar la pereza y practicar un poco de ejercicio físico cada día: andar, correr, ir al gimnasio… Tú decides. ¡Muévete! ¡Ah! Y contagiar a la familia: un niño activo será un adulto saludable.

Si hablamos de deporte en general, salir a correr será básico, ¿no?

Jordi: Correr será la herramienta de trabajo principal. Es asequible, no hacen falta instalaciones específicas, solo necesitamos un equipo mínimo y activa un gran número de grupos musculares, con lo cual moviliza más calorías. Nos permite desplazarnos por un recorrido que cada uno se diseña previamente, a partir de los intereses o gustos particulares.

Al principio tendremos que adaptarnos a la actividad, ya que no todo el mundo es capaz de correr o trotar el primer día. Por lo tanto, al inicio del programa se incidirá en este aspecto: el paso de andar a trotar suavemente, y más adelante a correr.

Si tenemos en cuenta que, siempre que nos desplazamos, lo hacemos como mínimo con nuestro peso, este esfuerzo nos proporcionará un consumo calórico cada vez más elevado, proporcional al incremento progresivo del ritmo de marcha.

Durante el programa, compartiremos vídeos explicativos para hacer determinados ejercicios o bien para adquirir posturas adecuadas, e intentaremos poner en contacto a las personas de la misma zona para poder practicar el deporte en grupo, ya que siempre motiva más que hacerlo solo.

dsc_0389

¿Seremos muy exigentes?

Elena: Por lo que respecta la alimentación, yo considero que no soy nada exigente; soy muy flexible, ya que me parece que la rigidez nos estanca, nos obstaculiza y no nos deja crecer ni evolucionar. Si nos estancamos en un tipo de dieta no nos podremos beneficiar de las propiedades de otra. Además, el mundo se encuentra en cambio y evolución constante y nuestro cuerpo también. Por lo tanto, las necesidades de hoy probablemente no serán las mismas que las de mañana. En el programa nos centraremos que los alumnos logren una alimentación estacional, de proximidad, tradicional, rica en alimentos frescos, ecológicos e integrales. Eso quiere decir que eliminaremos todos los alimentos procesados, refinados, manipulados, precocinados, que contengan aditivos, conservantes, colorantes, para dar paso a una alimentación natural y nutritiva.

Jordi: Por lo que respecta a la parte deportiva, el nivel de exigencia lo determinará principalmente la fuerza de voluntad de cada uno. Partimos desde niveles básicos, o sea que al principio seremos poco exigentes en la dureza del deporte, pero firmes en el compromiso.

¿Es un curso para gente que no come muy bien y que prácticamente no hace deporte?

Elena: Sí. Tal y como hemos contado, está pensado para dar respuesta a las personas que no tienen una alimentación muy saludable, que consumen demasiados alimentos manipulados, procesados y pobres en nutrientes y que no practican deporte, pero que ahora quieren poner punto y final a esta situación para perder peso, para comer mejor, para tener salud. En el curso empezaremos desde cero, ya que queremos establecer unas bases sólidas y firmes tanto por lo que respecta a los hábitos alimentarios como al deporte.

Núria Coll

Núria Coll
Directora de soycomocomo.es
ncoll@soycomocomo.es

Comentarios
PUBLICIDAD

Ver todos los artículos

volver  —  arriba