El invitado

3 de noviembre 2015

"Un champú saludable se debe poder comer"

Laia Salomó, directora de Spa per al Cabell Manolo Díaz & Freelances

Hace un año y medio Manolo Díaz y Laia Salomó levantaron la persiana de Spa per al Cabell Manolo Díaz & Freelances en Barcelona con el objetivo de que los clientes vayan allí “porque les apetece, no porque les toca”. Su investigación en el mundo de la cosmética y los tratamientos naturales comenzó hace años. Laia, directora de este espacio, después de mucho tiempo trabajando como peluquera, acabó desarrollando una intolerancia a los productos químicos de peluquería que la impulsó a buscar alternativas naturales a los tratamientos tóxicos y invasivos, hasta abrir un centro donde trabaja con productos biológicos y ofrece diferentes tratamientos ayurvédicos. Su filosofía es “tratar la salud, no solo el pelo“.

SpaManoloDiaz8

¿Cuál es el concepto de peluquería saludable?

Nosotros tratamos el pelo desde su naturaleza. Nuestros tratamientos no son invasivos, no utilizamos sustancias químicas, ni petroquímicas, ni siliconas y dejamos que el cabello reaccione de manera natural. No añadimos química para conseguir mejores resultados. Lo hacemos con los nutrientes que nos ofrece la naturaleza: los aceites vegetales, los aceites esenciales y las grasas naturales. Queremos que los clientes se sientan a gusto y que noten que sus cabellos mejoran, que el olor que sienten les guste, que la música sea agradable y que el cuerpo, cuando entran, se armonice.

¿Y cómo es la efectividad de estos productos?

Los productos serán más o menos efectivos en función de lo natural que sea el pelo que estemos tratando. Un cabello con un tratado químico, con mechas o color, que ya no sea 100% natural, se tiene que naturalizar. Está claro que si un cabello está muy tratado químicamente y lo tratamos con productos biológicos, la persona cree que el champú no le está haciendo nada. Porque los productos biológicos están pensados para cabellos naturales, con una textura natural. En este caso, podemos hacer un cambio progresivo para irlos naturalizando. Si una persona se compra un champú de romero en una tienda eco puede pensar “este champú no me va bien”. Y posiblemente tiene razón, porque sus cabellos están en un estado más químico, y necesita compensarlo con otros tratamientos.

SpaManoloDiaz4

¿Cómo lo hacemos para "naturalizar" el pelo?

Podemos empezar por utilizar champús desintoxicantes, elaborados a base de plantas desintoxicantes, y hacer lavados con infusiones para quitar todas las siliconas. Porque si llevamos el pelo tratado con un champú de supermercado, cargado de silicona, y luego nos ponemos un champú o una crema natural, como la silicona frena, no notaremos nada. Por lo tanto, nos tenemos que liberar de la silicona, y podemos hacerlo a través del romero, por ejemplo, que tiene propiedades antisépticas que arrastran la química acumulada. Si después nos ponemos un producto natural, como un karité para nutrir, u otros aceites vegetales, ya nos hará más efecto. Pero si ponemos silicona de por medio, no nos hará nada.

¿Como un detox capilar?

Sí, es el mismo principio que un detox alimentario. Normalmente, si estamos muy cargados de toxinas, lo mejor que podemos hacer para empezar a comer bien es desintoxicar el hígado, para que luego podamos aprovechar al máximo todos los beneficios de una dieta saludable, ¿verdad? Pues con el pelo funciona de la misma manera. Hay que depurar previamente para luego poder tratar y nutrir.

Hablas mucho de la silicona...

Sí, porque es el componente que más abunda en los productos convencionales. La silicona impide que nuestra piel respire con normalidad, lo que puede asfixiar la salida del cabello. Y hace un efecto “de mentira”. Aparentemente el pelo parece suave pero, en realidad, no nos está nutriendo. Es una especie de barniz que no cura, solo tapona, y da un aspecto de brillo falso. A la larga, podemos tener la sensación de que llevamos el cabello sucio, que pesa, que está asfixiado, etc.

¿Y los famosos parabenos?

Los parabenos son los componentes de moda de los que todo el mundo habla, son conservantes. Ahora bien, las marcas comerciales que llevan mucha química destacan lo que no ponen, que son los parabenos, pero no dicen qué otros productos químicos sí llevan. Quizás no ponen parabenos, pero ponen otros sustitutos igual de artificiales, como petróleo. Y la cosmética, para ser saludable, se debe poder comer.

SpaManoloDiaz5

¡¿Nos podemos comer el champú?!

No debería hacerte daño un champú saludable si te lo comieras, pero no te gustaría. Tu piel se debe alimentar de lo que también puedas comer. Ahora hay una moda que dice que es mejor no lavarte el pelo con champú y hacerlo con bicarbonato y quizás tienen razón, pero si utilizamos un buen champú biológico será mucho más agradable.

¿Y los tintes? ¿Es posible teñir el pelo de manera saludable?

Lo único que existe en la naturaleza que da color es la planta de la henna, que es la lawsonia inermis, que da unos colores rojizos, y la podemos mezclar con plantas diferentes, como la manzanilla o diferentes cáscaras de frutos secos como las nueces, y así podemos conseguir tonos marrones. Este es el único tinte totalmente natural proveniente de flores y plantas.

SpaManoloDiaz1

¿Y esto no perjudicará la salud de los cabellos?

No, pero no solo la salud del cabello sino la salud en general. Los cabellos son muy importantes, pero no son más que el resultado de nuestra salud. Nosotros planteamos que toda esta filosofía natural no es solo para tener el pelo brillante sino para encontrarnos bien. Porque ponernos tintes tóxicos puede tener efectos secundarios que nunca relacionarías con esta química, como migrañas, sensación de mareo, vértigo, dolores articulares, inflamaciones, etc. Cuando una persona se quiere teñir las canas, normalmente tiene que pasar por una peluquería cada treinta días. Y su piel irá absorbiendo todos estos tóxicos de forma regular.

Y ese es mi caso. Después de muchos años de ser peluquera e inhalar mucha química, mi cuerpo dijo basta, desarrollé intolerancia a la química. Y tuve que buscar alternativas naturales para continuar trabajando y ejerciendo mi oficio sin que ello me afecte negativamente ni a mí, ni a mis trabajadores, ni a mis clientes.

Si la henna solo ofrece tonos rojizos, ¿cómo podemos aclarar un cabello de forma saludable?

Nosotros lo aclararíamos con un producto decolorante, que no existe 100% natural, pero lo compensaríamos aplicando unos aceites especiales para evitar la escama al máximo. Cuando aplicamos tintes, se abren las cutículas del pelo, como si habláramos de un árbol al que cortamos la corteza, y automáticamente estos cabellos pierden la sabia, que es el colágeno y la keratina natural que tenemos, y se hacen más finos. Pero si los compensamos y les curamos las heridas o procuramos herirlos tan poco como sea posible, posiblemente podremos conseguir unos cabellos tratados rubios sin sentirlos encrespados o castigados por haber utilizado química. Y luego, claro, es esencial el mantenimiento que haga la persona en casa.

SpaManoloDiaz3

Una de las cosas que disuade mucha gente a la hora de utilizar un champú ecológico es que no hace espuma, ¿verdad?

Sí, ¡este es un gran dilema! De entrada, debemos entender muy bien por qué no hacen espuma. Lo que hace espuma en un champú es el detergente. Cuanto más espuma hace el champú, más detergente lleva. Y el detergente nos reseca el pelo. A diferencia de lo que pueda parecer, el nivel de espuma no tiene ninguna relación con el nivel de limpieza que estés haciendo.

¿Con qué frecuencia debemos lavarnos el pelo?

No hay una fórmula para nadie, aquí volvemos a necesitar el consejo de los profesionales. Depende de la vida que llevamos, como comemos, cómo nos movemos, qué cabellos tenemos. Quizás necesitamos lavarlos cada día o bien una vez a la semana, esto depende de muchas variables.

SpaManoloDiaz7

¿No es malo hacerlo todos los días?

Depende. Quizás trabajas en una cocina y llevas el pelo graso constantemente, o sudas mucho y creas mucha toxina. Nunca hay un diagnóstico que sirva para todos, al igual que no hay una dieta que vaya bien a todos.

¿Y las lacas, los geles, las espumas, etc. Todo esto que acostumbramos a ponernos es malo, también?

Depende del origen de cada producto. El problema es que, muchas veces, estos productos llevan alcohol y esto hace que se nos reseque más el pelo. Al igual que cortarlo, cada uno tiene una frecuencia diferente. Nosotros intentamos personalizar mucho las necesidades de cada persona.

¿Qué les dirías a todos aquellos que no dan el paso a la cosmética ecológica porque la encuentran demasiado cara?

Les diría que todo depende de la conciencia con la que la utilicen. Hay que pensar, además, que no necesitaremos la misma cantidad de un champú ecológico que de uno de supermercado, por tanto, también nos va a durar mucho más y, por supuesto, nuestros cabellos y nuestra salud nos lo agradecerán.

Marta Costa

Marta Costa
Periodista
mcosta@soycomocomo.es

Comentarios
PUBLICIDAD

Ver todos los artículos

volver  —  arriba