El invitado

25 de febrero 2014

"La gente intuitiva no tiene problemas para ir al baño"

Xevi Verdaguer, fisioterapeuta, posturólogo y psiconeuroinmunólogo

Con veintiún años empezó a trabajar de fisioterapeuta. Como notaba que sus conocimientos sobre la salud y los pacientes eran incompletos y se había quedado insatisfecho, se especializó en alteraciones craneomandibulares y craneocervicales. Después vino la posturología integrativa. “Muchas veces la gente tiene problemas de postura por una mala oclusión mandibular, por una mala postura de los pies o por problemas visuales”. Pero en algunos pacientes los males no se resolvían, así que siguió investigando.

Fue el primer catalán que estudió psiconeuroinmunología, y a partir de aquí se ha adentrado en el mundo de los aminoácidos, la alimentación, la suplementación, la hipnosis y la microinmunología. La visión holística de Xevi sobre la salud humana lo ha convertido en un profesional de primer nivel, que tiene sus dos consultas llenas de pacientes desorientados que buscan alternativas a la medicina convencional.

Quiero saber con quién te casas, Xevi…

No me he decantado nunca por ninguna dieta en concreto. Durante un tiempo me entusiasmé con la dieta del grupo sanguíneo y vi que a algunas personas les iba bien pero que a otras no. En otra época estuve con la dieta ancestral o la paleodieta, y también con las intolerancias alimentarias, y pasó lo mismo: a algunas les iba bien pero a otras no… y pensé: ¡Ostras! Aquí debe haber algo más. Entonces vi que no se hacían estudios genéticos para saber si la gente es celíaca, por ejemplo. Las pruebas convencionales no miran si tienes el gen que implica al sistema HLA del gluten: el HLA (el DQ2, DQ7 y DQ8) y mucha gente a la que le dicen que no es celíaca, tiene unos niveles importantes de intolerancia; es decir, tiene el gen, y eso genera anemia, dermatitis, psoriasis, diabetes, hipotiroidismo, problemas de fatiga, problemas de defensas (IgA) bajas…

Alimentos sanos para los afectados de DAO

– Manzana, mango, aguacate, coco, lichis, granada, uva, melón, sandía, frutos del bosque, higos.

– Bebida de arroz o de avena; leche de yegua, de cabra o de oveja.

– Queso de oveja o de cabra.

– Yogur de oveja o de cabra.

– Pan y pasta de espelta, harina de espelta. -Azúcar integral, estevia o miel.

– Infusiones de hierbas que no lleven teína.

– Pescado blanco: lenguado, platija, rape, merluza, halibut, bacalao, perca, calamares, pulpo, sepia, congrio, rodaballo, gallo, trucha, róbalo, mero, orate, raya, cabracho…

– Lechuga, endibias, escarola, canónigos, rúcula, coles de Bruselas, coliflor, col lombarda, coliflor, brócoli, brócoli blanco, alcachofas, zanahoria, boniato, pepino, ajo, cebolla, puerro, calabacín, calabaza, espárragos, remolacha, judía, nabos, rábano, apio…

– Cordero, ternera, conejo, jabalí, pollo, pavo.

– Huevos (hay que tener cuidado con la clara).

– Legumbres: guisantes, lentejas, habas, judía seca…

No hay nadie que haya descubierto un único parámetro para decir si eres celíaco o no lo eres.

Exacto. Hay que hacer una batería de pruebas y sobre todo mirar las IgA y comprobar si genéticamente el gluten te sienta bien o no. Aunque no sientas malestar, si genéticamente sale intolerancia, se debe dejar el gluten, porque si se sigue ingiriendo, se pueden tener todas estas enfermedades que hemos citado. Las vellosidades del intestino se atrofian y entonces no se fabrica DAO. ¡El DAO es muy importante!

Y el DAO es…

Déficit intestinal de diaminooxidasa. La enzima que metaboliza la histamina que hay en algunos alimentos. Hay gente que tiene menos activa esta enzima y eso hace que no se degraden bien los alimentos en el intestino. Es esencial, para algunos pacientes, saber qué alimentos llevan histamina y cuáles no, y hacerse la analítica del DAO*. La sintomatología de las personas con esta alteración enzimática se caracteriza por jaquecas, problemas gastrointestinales, problemas atópicos, fatiga, mareos y dolores crónicos. El exceso de histamina también provoca picores, rinitis o nariz tapada, ojos llorosos, contracturas musculares, estreñimiento, diarreas, fatiga. No es preciso tener todo el cuadro, se puede tener uno de estos síntomas, o más.

O sea... si tenemos la piel seca, contracturas o jaquecas y estreñimiento, puede ser por culpa del DAO. ¿Qué hace que tengamos el DAO bajo?

El gluten, o virus que provocan inflamación intestinal. También puede ser genético. ¡Ah! Y hay muchos fármacos que inhiben el DAO: ansiolíticos, antidepresivos, mucolíticos, pastillas de la presión, relajantes musculares, etc. y otros que liberan histamina, como las aspirinas, Voltarén, morfina, codeína, etc. Si tenemos el DAO bajo, deberemos reducir el consumo de alimentos ricos en histamina (ver lista del final) o los que facilitan su liberación (té, café…) y dejar de consumir los fármacos inhibidores del DAO.

“Las alteraciones digestivas y el déficit vitamínico y mineral explican la mayoría de las patologías actuales”

Con lo buenos que son el té y el café...

Sí. ¡El té es muy sano! Pero a algunas personas la teína no les sienta bien. Hay que estudiar y tratar el intestino para recuperar la actividad de esta enzima para, al final, volver a comer estos alimentos ricos en histamina que no tolerábamos bien. Haz la prueba. Toma un té y mira si tienes más picores y, si lo quieres comprobar del todo, tómate tres en un día y a ver qué notas. Diazepam, relajantes musculares, Flumil…. ¿Cuánta gente se toma todo eso? ¿Cuánta gente se toma las pastillas para la presión, antiinflamatorios o relajantes musculares que inhiben el DAO y entonces tienen fatiga crónica y dolor crónico? Sin embargo, claro, no pueden dejar de tomar la pastilla de la presión, ¿verdad? ¡Pues vayamos al origen! ¿De dónde viene la presión alta? ¿Del riñón, quizá? Pues primero debo tratar el riñón, para dejar la pastilla, que se recupere el DAO y así no terminar con una fatiga crónica o una fibromialgia.

...

Más ejemplos: el intestino interviene en el metabolismo de los estrógenos. Si no eliminas (metabolizas) correctamente los estrógenos, seguro que tienes reglas irregulares, dolorosas, dolor de cabeza, hinchazones…

¿Irregulares como que no tengas la regla cada mes?

Y que tengas flujo todo el mes. El siguiente paso en el mal metabolismo de los estrógenos serán los quistes en los ovarios o miomas y, en paralelo, picor en la nariz, en la piel; quizá hace años que te cuesta ir al baño o que tienes mamas fibroquísticas. Y todo eso nos lleva a un posible cáncer de mama. Es la progresión habitual en muchas mujeres y parte de tener una alteración intestinal de toda la vida (“mi estreñimiento es genético”, me dicen las pacientes poco colaboradoras…) con un DAO bajo y de seguir comiendo alimentos inadecuados o fármacos que aún las perjudican más. A menudo estas mujeres te dirán que les cuesta quedarse embarazadas después de tomar anticonceptivos durante años por las menstruaciones irregulares.

Estudias también microinmunología. ¿Qué trata?

¡Importantísima en muchos pacientes! Estudiamos el sistema inmune y los virus con tratamientos homeopáticos. Es increíble comprobar que muchas personas que tienen fatiga crónica y fibromialgia tienen los mismos virus en el organismo.

Alimentos ricos en histamina o que facilitan su liberación

– Naranja, limón, pomelo, kiwi, plátano, fresa, melocotón, cerezas, albaricoque, ciruelas, piña, papaya, pera, frambuesas.

– Chocolate y derivados (Nocilla, Cola, bombones…). -Leche de vaca y derivados (queso, yogur, Cacaolat, natillas, nata, puré de patata artificial, helados, flan, crema catalana…).

– Soja: leche de soja y derivados (tofu, lecitina de soja, brotes de soja, yogur de soja, salsa de soja).

– Café, té, alcohol, cerveza, vino, vinagre y confitados.

– Pescado azul, marisco y conservas. -Frutos secos (especialmente nueces y cacahuetes).

– Cerdo y embutidos fumados como el salami, carne de la nevera de más de 48 horas.

– Trigo y derivados (pan, pasta, cereales, pizzas, pastelería, bollería, harinas, rebozados). -Tomates, pimiento, berenjena, patata, espinacas y acelgas.

– Azúcar blanco refinado y aditivos (helados, pastel, golosinas, productos light, bollería…) -Glutamato monosódico y aspartamo.

– En menos cantidad también está en la clara del huevo, en algunas legumbres como los garbanzos, en las aceitunas y en las setas.

¿Qué virus?

Epstein-Barr y Citomegalovirus, que son los virus de la mononucleosis. Aproximadamente el 20% de fibromialgias y fatigas crónicas tienen estos virus sin ser conscientes. Si el sistema inmune no regula bien estos virus, aparece el dolor y la fatiga. ¿Cómo estás cuando tienes el virus de la gripe, por ejemplo?

Te duelen los huesos, estás cansado, te cuesta concentrarte…

Pues hay muchos pacientes que tienen síntomas virales, son reactivaciones virales, a menudo sin fiebre, y no piensan que tienen un virus en el organismo y que les puede ocasionar consecuencias de por vida si no se tratan. Es muy importante poderlo analizar. Muchos pacientes esconden un cuadro de virus o afecciones del sistema inmune.

¿Debemos matar a los virus?

Sí, ¿no? Hay virus más agresivos que otros. En nuestro sistema inmune tenemos, para eliminar a los virus, unos linfocitos muy específicos, pero también tenemos otros que son unos bestias y nos generan mucha inflamación en los tejidos y dolor general, en todas partes. Eso es muy importante. Mucho.

¿Con una analítica lo veremos?

Sí. Se deben hacer serologías víricas, en las que salen todos los virus. Con los pacientes vamos atrás y, de repente, recuerdan que con veinticinco años tuvieron la mononucleosis, o un herpes, o empezaron a tener problemas para ir al baño… Y algunos ahora ya tienen dolor en todo el cuerpo.

Nos queda la suplementación. Le das mucha importancia…

Empiezo desintoxicando a la gente y a cada uno se le debe buscar lo que le va bien. Pero bien, hígado, intestino, riñones y sistema linfático son sagrados. Y los pulmones.

¿Por qué todo el mundo tiene siempre sobrecargado hígado y riñones? ¿Es el estrés, los tóxicos y los males hábitos?

Sí. En el sistema linfático se acumulan tóxicos y hay gente que se cura solo desintoxicándolo. Se les van todos los males.

¿Qué nos queda?

Es muy importante hacer análisis personalizados de aminoácidos y análisis de ácidos grasos. Las hormonas a veces están bien pero el paciente tiene dolor crónico igualmente o está deprimido y angustiado. Eso puede ser porque la serotonina, por ejemplo, no entra bien dentro de las células por culpa de alteraciones de las membranas celulares. Y para que las membranas estén bien deben estar bien la taurina, la fosfoserina y los omega-3. Si tienes estos nutrientes bajos, las células no te funcionan bien y eso es lo que provoca problemas psiquiátricos y dolor: tendinitis, depresiones. El 95% de la serotonina se fabrica en el intestino. Si tenemos colapsado el intestino por estreñimiento, no fabricamos serotonina. Eso quiere decir que la gran mayoría de pacientes con depresión no hacen unas buenas heces cuando defecan, que deben ser largas, como un churro y se deben hundir.

Sigue…

Hay estudios de 2008 sobre la serotonina que dicen que hay una bacteria, el Bifidobacterium infantis, que fabrica serotonina en el intestino. Si sabemos que se fabrica aquí y depende de esta bacteria, ¿por qué damos un antidepresivo al paciente? Si tienes depresión, ¡toma probióticos que tengan esta bacteria! Y sobre todo, se debe metabolizar bien con DAO.

¡Todo está relacionado!

¡Sí!

Y hacer este análisis debe ser caro…

Sí, y en Cataluña se hacen pocos. Todo vale un esfuerzo, Núria. La tecnología actual nos ofrece un apoyo muy bueno. Los estudios de los polimorfismos genéticos son otras analíticas que forman parte de nuestra medicina personalizada para resolver lo que parecía imposible. Si tienes problemas graves, merece la pena el esfuerzo.

¿Y no hay una analítica que lo diga todo, todo y todo?

No. Es cuestión de priorizar. Y una cosa… hay gente con problemas para ir al baño que se toma desde hace años probióticos y glutamina porque han oído que va bien para las mucosas. Y no mejoran. ¡No todo el mundo lo necesita!

¿Por lo tanto?

Analizamos cada caso individualmente. Las recomendaciones generales solo van bien en general, pero no van a misa. Te digo una para acabar. Otro estudio de 2011 titulado “Los sentimientos del intestino” decía que las ganas de hacer cosas, las intuiciones, la luz que se enciende, la creatividad, se producen en el intestino. Los intuitivos suelen ser gente que caga bien. ¡El intestino afecta mucho al humor!

¡Ja, ja, ja!

Xevi Verdaguer visita en Olot y Barcelona.

Codirector del postgrado en Psiconeuroinmunología.

Director del curso Posturología Integrativa.

www.kenzensalut.com

Director del curso Estudio y tratamiento craneomandibular y craneocervical en la F.U.B. de Manresa.

Teléfono: 616 161 107

Núria Coll

Núria Coll
Directora de soycomocomo.es
ncoll@soycomocomo.es

Comentarios
PUBLICIDAD

Ver todos los artículos

volver  —  arriba